Nutrición en tiempos de Covid-19

Junio 3, 2020

Nutrición en tiempos de Covid

Nuestra sociedad está pasando por un momento duro estamos confinamos y aislados en algunos casos,  atravesando etapas de incertidumbre y desazón, donde las noticias que recibimos a diario no son tan alentadoras, pero se visualiza un halo de esperanza que pronto saldremos adelante para continuar con nuestras vidas tal vez no vuelvan a ser como antes en ciertos aspectos, pero de esta lección que hoy nos toca vivir dejará mucho aprendizaje.

 

Se han visto afectados muchos aspectos en nuestro diario vivir y uno de ellos es la forma de alimentarnos de comer de nutrirnos que por la poca disponibilidad, la escasez, el sobreprecio y el desabastecimiento de los productos de primera necesidad no podemos llevar una dieta adecuada.

También debemos tener en cuenta que existen grupos vulnerables como personas de la tercera edad, niños, pacientes con enfermedades crónicas y catastróficas que deben llevar una ingesta calórica diaria de acuerdo a su requerimiento estimado.

Por eso haremos énfasis en los alimentos que no deberían faltar en nuestros hogares:

 

Los carbohidratos o hidratos de carbono son los nutrientes que nos aportan energía, indispensables para el funcionamiento diario de nuestro organismo, son los que más abundan en la naturaleza.

Ejemplo: arroz, papa, yuca, verde, fideos, etc.

 

Ventaja: de costo accesible, se pueden preparan en diversos platos, provocan saciedad

Desventaja: suelen ser muy perecederos, el exceso de carbohidratos puede incrementar el peso sino se regula su consumo

 

Las proteínas o alimentos proteínicos son los nutrientes que nos ayudan a formar huesos músculos cabello uñas hormonas anticuerpos es decir intervienen como sustancias formadoras y regeneradoras ahí radica su importancia en su consumo diario, sobre todo ahora en época de pandemia donde debemos mantener un sistema inmunológico fuerte.

Ejemplos: carne de res, pollo, gallina, pescados, pavo, atún, huevos, cerdo, lácteos (Aportan vitamina D que fortalece los huesos y mejora nuestras defensas) etc.

 

Ventaja: se pueden preparan en diversos platos, combinar con vegetales y carbohidratos, se pueden congelar y duran hasta varias semanas hasta su consumo.

Desventaja: el costo suele ser más elevado, no hay mucha variedad en tiendas y supermercados, su deficiencia en su consumo podría llevarnos a un estado de mal nutrición.

 

Las Grasas y/o Aceites son nutrientes que también nos aportan energía sirven como reserva en ausencia de los hidratos de carbono, intervienen también en formación de hormonas.

Ejemplos: aguacate, aceites vegetales comestibles de buena calidad, maíz, canola, oliva, girasol,

Algunos Frutos secos (Aportan magnesio selenio que refuerzan el sistema inmunológico)

 

Ventaja: su costo es accesible a medio accesible, mejoran el sabor de las comidas, algunos aceites y grasas buenas cuidan la salud de nuestro corazón.

Desventaja: el exceso de grasas sobre todo saturadas puede incrementar los niveles de colesterol, no se pueden consumir en grandes cantidades.

 

Las Vitaminas y minerales: son nutrientes que nos ayudan a regular las funciones básicas de nuestro organismo a sintetizar hormonas a protegernos de enfermedades fortaleciendo nuestro sistema inmunológico, aportan agua, fibra y se encuentran principalmente en vegetales y frutas.

Ejemplos: tomate, brócoli, acelga, veteraba, etc.

frutas: kiwi, naranja, papaya, sandía (Aportan Vitamina C que mejora nuestra sistema inmunológico) etc.

 

Ventaja: su costo es variable de acuerdo a la temporada pero es accesible, hay mucha variedad para el consumo diario, se puede usar y consumir en diferentes formas.

Desventaja: son perecibles, producen poca saciedad, muy corto tiempo de almacenamiento

 

Agua el más importantes de todos porque su función es vital para la vida, se deben tomar entre 6 a 8 vaso de agua por día.

Recuerde en la variedad está el gusto y una Dieta variada y equilibrada aporta todos los nutrientes que nuestro cuerpo requiere.

A cuidarse y llevar una vida sana


Lic. Edwin Macancela Sarango.

Nutricionista Clínico – VERIS