Logo cabecera

Madre Fuerte y Sana: Recomendaciones Para Mantener la Salud

Autor
veris_admin
Visitas
1089

Introducción

Las madres pueden cambiar a ser maestras, doctoras, chefs, ejecutivas, y compañera de juego en cuestión de minutos – y a veces deben ser varias al mismo tiempo. En el día de la madre, nuestros hijos y seres queridos tienden a tomar un momento para reconocer nuestro papel importante en sus vidas. Es un día de gratitud y descanso.

Aun así, los otros 364 días del año, las múltiples responsabilidades siguen. Y lo que familia nunca espera de una mamá es que se enferme. Este día de la madre, reflexionemos: ¿qué tal si tú misma te regalas un tiempo para preocuparte por tu bienestar?

No hablamos de pasar un día en el spa o tomando un curso, actividades que tienen un efecto positivo a corto plazo. Hablamos de acciones de autocuidado que pueden ayudarte a estar bien de salud física y mental como modo de vida.

Aquí ofrecemos a las madres 3 tips de salud que beneficiarán su bienestar todo el año.

1. Come alimentos ricos en Vitamina C

La vitamina C es una vitamina antioxidante que ayuda a eliminar radicales libres. Los radicales libres son componentes que, si salen de control, pueden dañar nuestras células y causar debilidad en nuestro sistema inmune. Por esto es que consumir alimentos ricos en vitamina C tiende a ser un remedio casero para el resfriado común.

Además, la vitamina C ayuda a proteger nuestra piel del envejecimiento acelerado, el cual se puede dar en un ambiente con mucha contaminación, o por condiciones internas crónicas. Las frutas y los vegetales frescos tienden a ser muy ricos en vitamina C natural. Además, contienen decenas de otros nutrientes que te mantienen sana y equilibrada.

Algunos alimentos ricos en vitamina C incluyen:

  • Melón cantalupo
  • Frutas y jugos de cítricos, como las naranjas y toronjas (pomelos)
  • Kiwi
  • Mango
  • Papaya
  • Piña
  • Fresas, frambuesas, moras y arándanos
  • Sandía o melón
  • Brócoli, coles de Bruselas y coliflor
  • Pimientos rojos y verdes
  • Espinaca, repollo, nabos verdes y otras verduras de hoja
  • Papa o patata blanca y la dulce (camote)
  • Tomates y su jugo
  • Cidrayote

También existe la posibilidad de complementar la alimentación con pastillas de vitamina C, aunque la comunidad médica recomienda hacerlo a través de frutas y verduras.

2. Realiza Actividad Física Anti-Estrés

Estudios demuestran que personas que son físicamente activas presentan menos niveles de estrés, y menos frecuencia e intensidad de síntomas de malestar físico en comparación con individuos inactivos.

Actividad física anti-estrés puede significar algo distinto para cada mujer. Para algunas puede ser la yoga o pilates, mientras que para otras podría ser el atletismo o el boxeo. Las características de una actividad anti-estrés son:

  • Ayuda a manejar emociones dentro y fuera del deporte
  • Te hace sentir aliviada por mucho tiempo después de practicar la actividad
  • Te motiva a seguir practicando la actividad
  • Reduce el estrés físico y mental

Con tantas cosas que hacer, sabemos que cuesta justificar el tiempo para realizar ejercicio. Sin embargo, los beneficios que trae la actividad física sobre nuestro bienestar son significativos – y muchas veces nuestros amigos y familiares lo notan también.

3. Cultiva y Nutre Tus Relaciones

Mejorar la calidad de tus relaciones sociales más importantes nutre tu vida. Asegurar que tienes relaciones significativas fuera del trabajo y fuera de las actividades de tus niños aumenta tu sentido de felicidad y satisfacción personal.

Algunas cosas que puedes hacer para nutrir tus relaciones incluye:

  • Apagar tu celular mientras estés con personas queridas
  • Invertir tiempo en tu relación de pareja
  • Conectar de forma regular con tus amigos más cercanos
  • Hablar de intereses personales con personas cercanas
  • Expresar agradecimiento por el papel que tiene cada una de esas personas en tu vida. Es una acción pequeña pero efectiva para nutrir relaciones.

Siendo madre, uno se preocupa tanto por las otras personas que nos rodean que a veces se nos puede olvidar nuestro propio bienestar. Este mes de la madre, trata de comprometerte a hacer cambios en tu bienestar personal (físico y mental) a largo plazo.