Logo cabecera

La planificación familiar

Autor
veris_admin
Visitas
594

Podemos definir a la familia de distintas formas de acuerdo con su formación: nuclear, extendida, monoparental, homoparental, etc. Sin embargo, cuando se trata de familia, todos pensamos en la primera contención y círculo social que tenemos cuando venimos al mundo. La familia es muy importante para el desarrollo de una persona,por eso, su planificación engloba una variedad de decisiones y prácticas que serán esenciales para su futuro.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la planificación familiar y el acceso a los métodos anticonceptivos que prefieran las mujeres y las parejas es vital para obtener la independencia para decidir, y también, el bienestar de toda la familia con el apoyo de las instituciones y profesionales de la salud. En Ecuador, el Ministerio de Salud implementó la Estrategia nacional intersectorial de planificación familiar para que todas las personas tengan garantizado el acceso a la información, consejos, inclusión y educación para tomar sus decisiones con relación la concepción y la sexualidad de forma libre.

Además del apoyo tan importante de las autoridades para que las personas puedan tomar sus decisiones de manera informada, a continuación, desarrollamos algunos temas son esenciales de considerar cuando se habla de planificación familiar.

Métodos para la planificación familiar

La planificación familiar incluye no sólo los métodos para evitar el embarazo, sino, también, aquellos para conseguirlo.

La elección de un método depende de diferentes factores. Esto incluye: las preferencias de los integrantes de la pareja, la salud de ambos o uno de ellos, el conocimiento y el acceso a los tratamientos, entre otros. Por otro lado, para utilizar algunos métodos anticonceptivos, es necesario buscar el asesoramiento médico para realizar las pruebas previas o de seguimiento necesarias. En el caso de los tratamientos para concebir, deben ser realizados bajo el control de los profesionales

Métodos anticonceptivos:  Existe una gran variedad de métodos para evitar el embarazo, sin embargo, no todos pueden brindar el nivel de efectividad que los usuarios desean. Varían desde los llamados naturales (calendario, coito interrumpido, método Billings) hasta los incluidos en grupos de métodos como los de barrera (por ejemplo, el uso de preservativo), permanentes (cirugías, que suponen la imposibilidad de procrear en forma permanente, tanto en hombres como en mujeres), hormonales (píldoras, inyecciones anticonceptivas) e implantes (cilindros o cápsulas pequeños que se insertan debajo de la piel del brazo; contienen únicamente progestágeno), entre otros.
Tratamientos de reproducción asistida: En la actualidad, las parejas que tienen dificultades para lograr un embarazo, afortunadamente tienen la posibilidad de tratamiento. Algunos de los métodos de reproducción asistida más conocidos son la inseminación artificial, fecundación in vitro y ovodonación.

Beneficios de la planificación familiar

Cuando llega el momento de tomar decisiones entre pareja, esta herramienta, es la mejor opción. Además de poder elegir, aporta otros beneficios, tales como:

  • Prevención de riesgo para la mujer embarazada: Al estar informada y tomar una decisión con tiempo, van a disminuir los riesgos de enfermedad o muerte fetal y maternal.
  • Prevención de algunas enfermedades de transmisión sexual: El uso de preservativos (método barrera) no solo evita el embarazo, también protege a la pareja de ciertas enfermedades de transmisión sexual.
  • Prevención del embarazo adolescente: Los embarazos adolescentes pueden tener como consecuencia, nacimientos de bebés de bajo peso. De igual manera , el porcentaje de mortalidad neonatal en estos embarazos es más alto que en otros. También, las consecuencias sociales son diferentes, y las adolescentes, muchas veces dejan de estudiar debido al embarazo.

 

Conclusión

La planificación familiar es considerada un derecho tanto para hombres, como para mujeres del que tenemos que hacer uso. Esto forma parte de la construcción de nuestra dignidad como personas. Para hacerlo, necesitaremos ayuda de los servicios de planificación familiar. Siempre es importante buscar consejos de algún profesional. Para dar el primer paso, consultemos con nuestro médico cabecera o acerquémonos a un centro de salud. Esto nos ayudará a comenzar el camino que nos llevará a una decisión informada.