Logo cabecera

6 formas de cultivar hábitos saludables en tus hijos pequeños

Autor
veris_admin
Visitas
738

Como padres, nos sentimos responsables de fomentar buenos hábitos de salud en nuestros hijos. Deseamos que, algún día en el futuro próximo, puedan tomar las mejores decisiones para su salud de forma independiente, sin que uno tenga que ser autoritario, o recordarles varias veces al día.

Imaginen un futuro en donde le preguntas a tu hijo, “¿Ya te cepillaste los dientes?” y que, en vez de contestarte con una mirada de culpa, te dicen “Sí, mami, después de desayunar me fui a cepillar los dientes.”

La buena noticia es que sí se pueden cultivar en sus hijos pequeños estos hábitos saludables.

¿Cuáles son los hábitos saludables?

Antes de darles unas ideas de cómo crear estos hábitos saludables, es importante que tengan una idea más completa de en qué consiste “la salud”.

La Organización Mundial de la Salud– OMS – define la salud de la siguiente manera:

«La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

Muchas veces cuando pensamos en salud, pensamos en la salud física. Si no padecemos de alguna enfermedad, tenemos salud, ¿no es así? La OMS recalca que la salud no se puede determinar simplemente por la ausencia de una enfermedad. También es importante para nuestros hijos, la salud mental y social para estar saludables.

En seguida mencionamos algunos hábitos saludables que nuestros hijos pre-escolares y escolares deben desarrollar.

Hábitos Para el Bienestar Físico en la Infancia:

  • Al menos 60 minutos de juego a diario
  • Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño
  • Elegir beber agua sobre otras bebidas
  • Seleccionar alimentos frescos y enteros, en vez de alimentos procesados
  • Moderar el consumo de alimentos altos en grasa y azúcar
  • Dormir al menos 8 horas diario

Hábitos Para el Bienestar Social:

  • Reconocer las emociones de los demás, y responder de una forma adecuada (ej. Cuando su compañero o compañera está triste, demostrar empatía y preocupación)
  • Reconocer límites de espacio personal
  • Aprender acerca del consentimiento, comunicar cuando uno está incómodo con cierta interacción
  • Reconocer y respetar cuando la otra persona está incómoda en una interacción

Señas del Bienestar Mental:

(Nota: el bienestar mental no se da por medio de hábitos individuales, ya que es el resultado de la interacción del individuo con su entorno a lo largo de mucho tiempo; por esto es que no se habla de hábitos de salud mental a edad temprana. Los hábitos o estrategias, en este sentido, deben surgir de la familia, y los niños y las niñas responderán en su desarrollo).

  • Comunicar sus sentimientos a su familia, y recibir respuestas apropiadas
  • Sentirse seguro/a en su entorno
    Tener un sentido de individualidad
  • Aprender a amarse uno mismo
  • Tener una perspectiva positiva ante el mundo
  • Tomar decisiones en base a criterios
  • Fomentar la ayuda a los demás

Ahora, ¿qué podemos hacer como padres para cultivarestos hábitos saludables en nuestros hijos e hijas pequeñas?

6 Consejos Para Fomentar Hábitos Saludables en los Niños Pequeños

  1. Enseña y refuerza comportamientos positivos y toma de decisiones
  2. Según la Asociación Nacional de Psicólogos Escolares, debemos explicarles a nuestros hijos nuestras expectativas, y por qué les beneficia a ellos y a las personas que lo rodean. Cuando cumplen la expectativa, felicítalos. Los comentarios positivos validan y refuerzan los comportamientos positivos.

  3. Corrige sus errores con sensibilidad
  4. Al igual que debemos felicitarlos cuando toman una decisión que promueve su salud y la del ambiente, cuando cometen un error, o realizan una acción dañina, es importante hablarlos con ellos. Sé clara, pero calmada, y toma el tiempo para explicárselo. No grites ni te alteres, que puede tener consecuencias negativas en otras áreas de salud mental.

  5. Invítalos a que realicen rutinas diarias de higiene y aseo contigo
  6. Aunque para los adultos nuestras actividades diarias de aseo parecen ser mundanas, nuestros hijos pequeños apenas están aprendiendo, y es emocionantes para ellos hacer lo mismo de sus padres y madres. Al mismo tiempo que están pasando tiempo valioso juntos, también están aprendiendo acerca de hábitos saludables. Con el tiempo, estarán realizando todos los hábitos diarios de forma independiente.

  7. Hagan actividades al aire libre en familia
  8. Hoy en día, es muy fácil mantenernos ocupados y entretenidos dentro del hogar con todas las opciones de tecnología que existen. No es infrecuente que los padres les digan a sus hijos que “salgan a jugar” o que “apaguen la tele”, y al mismo tiempo están ellos en sus teléfonos o en la computadora cuando estén en la casa. Tomen un tiempo por lo menos una vez a la semana para hacer actividades al aire libre con la familia, como ir a la piscina, jugar a la pelota en el jardín, o caminar al parque.

  9. Realicen actividades en beneficio de los demás
  10. Pensar en y convivir con personas con desventajas económicas, sociales, o físicas nos ayuda a fomentar un sentido de empatía y de responsabilidad social. Una o dos veces al año, revisen juntos ropa y juguetes para ver si hay algo que se pueda donar a familias necesitadas, la iglesia, u organizaciones sociales. Para niños muy pequeños, ir a albergues de animales es una buena forma de empezar. Estas actividades también les ayudará a desprenderse de lo material y valorar las conexiones con otros seres vivos.

  11. Preparen juntos las comidas
  12. Vayan al mercado junto con sus hijos y dejen que escojan los ingredientes. Se emocionarán por los colores y formas de los ingredientes frescos como las frutas y vegetales. En el transcurso, puedes hablarles acerca de las por qué cada alimento es saludable. Al llegar a la casa, laven y preparen el almuerzo o la cena juntos. Los pequeños sentirán orgullo por preparar los alimentos para su familia, y con el tiempo escogerán los alimentos saludables por su cuenta.

Es normal que uno como padre o madre sienta ansiedad por el bienestar de sus hijos. Queremos asegurar que estén bien, pero al mismo tiempo queremos que ellos logren tomar buenas decisiones para su salud por su cuenta. Los hábitos que queremos que tengan se tienen que reflejar en el entorno familiar; es improbable que desarrollen hábitos saludables si en el hogar no se realizan. Por esto mismo es tan importante que nosotros mismos formemos parte de las actividades, como las que se mencionan en este artículo, que enseñan a nuestros hijos a tomar las mejores decisiones para su salud físico, social, y mental.