Logo cabecera

Consecuencias de la obesidad

Autor
veris_admin
Visitas
339

¿Cuántos de nosotros al menos una vez en nuestras vidas hemos comenzado una dieta? Seguramente muchos, y por diferentes razones, aunque la más frecuente haya sido el deseo de perder peso por un tema estético. Sin embargo, el hecho de mantenernos en un peso saludable que corresponda a nuestra edad y condición física general, va mucho más allá de sentirnos a gusto con nuestra imagen, ya que el peso es un factor importante del que también depende nuestra salud general. En esta nota, te contamos las consecuencias de la obesidad.

En la actualidad, existe una discusión sobre si la obesidad es un factor de riesgo o una enfermedad, y mientras la Federación Mundial de Obesidad (WOF) la define como una enfermedad crónica y progresiva que hay que controlar y tratar de manera permanente, otras organizaciones generalmente la exponen como un factor de riesgo importantísimo, que predispone a padecer varias enfermedades.

Por qué cada vez hay más personas con sobrepeso u obesas

El sobrepeso y la obesidad son consideradas una epidemia a nivel mundial. Si te estás preguntando el porqué de esta situación, te contamos que lo que en el pasado era impensable, hoy es una realidad: hay demasiadas personas con obesidad en el mundo y su salud peligra por esta condición. En el pasado, solo los ricos eran obesos. Hoy esta enfermedad también llega a los pobres que consumen los alimentos más asequibles, que justamente contienen más cantidad de azúcares, más sal y más calorías. No pueden mantener una dieta equilibrada debido a cuestiones económicas.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de otros factores que influyen en la salud de una persona para que luego se convierta en un obeso u obesa.

  • Los diferentes entornos. Por ejemplo, según el lugar en donde se viva, va a ser más fácil o difícil hacer actividad física. Si se tiene cerca algún parque o plaza, es más probable que se tenga ganas de ir a caminar o a correr, que si por el contrario, se vive lejos de un espacio verde. Además, muchas personas no tienen acceso, por el entorno o por una cuestión económica, a las tiendas que venden alimentos más saludables, que generalmente son más costosos. También es importante mencionar el círculo familiar que puede ser de gran ayuda si sus miembros comprenden la situación y colaboran con las personas que deben mantener una dieta estricta.
  • La genética. De acuerdo con algunos estudios realizados durante la última década, el componente genético tiene una implicancia importante en el desarrollo de la obesidad, sin olvidarnos de otros factores que podrían potenciarlos.
  • Problemas de salud, falta de sueño y medicamentos. Quizás no sepas que no dormir o dormir poco es un factor que puede influenciar tu organismo de tal manera que podrías aumentar de peso. Esto sucede por las hormonas que se liberan durante el sueño que también controlan el apetito. Algunas enfermedades como el hipotiroidismo o el síndrome de ovario poliquístico favorecen al aumento de peso cuando no están tratados. Con relación a los medicamentos, algunos causan aumento de peso como un efecto colateral, pero en ese caso los médicos evalúan el costo beneficio con el paciente.

Las consecuencias y complicaciones de la obesidad

La obesidad es una amenaza que acecha todo el tiempo a nuestra salud. Sin un peso corporal adecuado es mucho más difícil mantenerse saludable, ya que con el tiempo la obesidad va deteriorando nuestro organismo de tal forma que pueden aparecer nuevas enfermedades o complicaciones de patologías previas asociadas.

  • Diabetes. La obesidad tiene relación con la resistencia a la insulina e hiperinsulinemia, dos características de la diabetes llamada tipo 2. Asimismo, la cantidad excesiva de insulina puede ser parte de problemas como la hipertensión.
  • Hígado graso no alcohólico. Esta enfermedad puede aparecer en asociación con la obesidad y la diabetes tipo 2, y a su vez evolucionar a enfermedades más graves como la cirrosis y la fibrosis.
  • Inflamación crónica. La inflamación crónica causada por la obesidad puede ayudar a desarrollar muchas de otras condiciones patológicas como los trastornos metabólicos, la resistencia a la insulina, el cáncer, la trombosis y la enfermedad cardiovascular, entre otras.
  • Depresión. De acuerdo con algunos estudios clínicos realizados en el año 2014, la obesidad y la depresión tienen una relación bidireccional. La depresión puede inducir a la obesidad a través de diferentes factores como el estrés y el trastorno inmunitario, entre otros.

La situación en Ecuador no es demasiado diferente a la que se vive en otros países de Latinoamérica. De acuerdo con las estadísticas provistas por el Ministerio de Salud Pública, el año pasado se conoció que de cada 10 ecuatorianos, seis tienen sobrepeso u obesidad, por lo que los expertos en nutrición afirman que es el momento para cambiar los hábitos de alimentación (el Ministerio de Salud presentó el Plan Intersectorial de Alimentación y Nutrición Ecuador 2018-2025) y tomar el ejercicio físico como parte de la vida cotidiana.

Conclusión

En la actualidad, la obesidad afecta a los habitantes de muchos países del mundo, pero además de la visión global que podemos tener de ella, también está la visión personal y social que tenemos cada uno de nosotros. Es muy importante tener una alimentación variada y saludable, además de no dejar de hacer alguna actividad física para mantenernos en el peso adecuado para nosotros. De esta manera, tendremos la posibilidad de evitar algunas de las enfermedades que son consecuencia del sobrepeso y la obesidad.

Federación Mundial de Obesidad (WOF)factor de riesgo importantísimo,