Logo cabecera

4 enfermedades generadas por una mala salud bucal y cómo prevenirlas

Autor
veris_admin
Visitas
1724

Cuando piensas en tu salud, el cuidado de tus dientes y encías probablemente no son las primeras cosas que vienen a la mente. La salud bucal es un elemento sumamente importante de nuestra salud general, pero la mayoría de personas no la priorizan. Se han hecho movimientos importantes en el mundo de salud global en donde los odontólogos también están empezando a participar en equipos básicos de salud.
En los siguientes párrafos hablaremos de la importancia de la salud bucal, además de las enfermedades más comunes de la boca y las estrategias para prevenirlas.

Importancia de la salud bucal

De acuerdo al Plan Nacional de Salud Bucal que adoptó el Ministerio de Salud Pública en el 2009, “La Salud Bucal es un eslabón importante en el ámbito del bienestar bio-psico social de los individuos, ya que las evidencias muestran una estrecha relación entre el estado de salud bucal con la salud integral, que repercute en la calidad de vida de la población.”

Se ha determinado que la salud bucal es la “ventana a la salud general”. Debido a la cantidad de bacterias que hay en la boca (lo cual es normal, en cantidades normales), una sobrepoblación de bacterias o el ingreso de alguna bacteria maligna, afecta al resto del cuerpo.

Es tan fuerte la relación que se ha determinado que una falta de salud oral puede contribuir a varias condiciones y enfermedades, incluyendo lo siguiente:

1. Endocarditis, una infección que afecta el corazón

2. Enfermedades cardiovasculares

3. Bajo peso al nacer y nacimientos prematuros sin cuidados en el embarazo.

Enfermedades bucales más comunes en Ecuador:

Según el Plan Nacional de Salud Bucal, las patologías bucales de mayor prevalencia en Ecuador son las siguientes:

Caries dentales

Es una enfermedad multifactorial, caracterizada por la presencia de manchas blancas u orificios en los dientes, causadas por un daño dado en el esmalte dental por la acumulación de placa. De acuerdo con el último estudio epidemiológico (1996), se reveló que el 88,2% de los escolares menores de 15 años tienen caries dental. Esto se da por falta de una higiene dental, y es una causa común de la pérdida de dientes en niños pequeños.

Placa bacteriana

Es un signo que se evidencia en el examen intraoral. Relacionado al punto anterior, es la presencia de placa dental. La Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU describe la placa de la siguiente forma:
Las bacterias se encuentran normalmente en la boca. Estas bacterias convierten los alimentos, especialmente los azúcares y almidones, en ácidos. Las bacterias, el ácido, los pedazos de comida y la saliva se combinan en la boca para formar una sustancia pegajosa llamada placa. La placa se pega a los dientes. Es más común en los molares posteriores, justo encima de la línea de la encía en todos los dientes y en los bordes de las obturaciones.
En el Ecuador el 84% de escolares tiene presencia de placa bacteriana.

Gingivitis

La gingivitis es una enfermedad periodontal que corresponde a una inflamación en las encías, la cual puede progresar a una enfermedad mayor (periodontitis) afectando ligamentos, o alvéolos dentales, que a su vez afectan los tejidos que soportan a los dientes. Más de la mitad (53%) de escolares de Ecuador presentan gingivitis.

Mal oclusión

La mal oclusión, o la oclusión dental defectuosa, es la falta de alineamiento de los dientes. Aunque normalmente no es doloroso, puede causar problemas de mordida, alimentación y de tipo estético, afectando negativamente la salud y autoestima de la persona afectada si no se corrige a tiempo.
En Ecuador, constituye el segundo problema de salud bucal más prevalente y afecta aproximadamente a 35% de la población infantil. Una de las medidas correctivas factibles es la la ortodoncia, seguida de la cirugía maxilofacial en casos especiales.
Es importante notar que normalmente estas enfermedades se presentan en conjunto; por ejemplo, una persona con caries muchas veces presenta tambíen placa dental.

Conclusión: ¿Qué podemos hacer para prevenir las enfermedades bucales de los dientes y las encías?

Hay tres acciones clave que todas las personas deben de realizar como parte de su proceso de aseo y limpieza personal regular:
1.Cepillarse los dientes 3 veces al día (con mayor énfasis en el cepillado nocturno)
2.Usar hilo dental
3.Realizarse chequeos y limpieza dental con su odontólogo dos veces al año.
Los hábitos de cuidado bucal deben empezar desde que aparece el primer diente del bebé.
Motivar a los niños a cepillarse y usar hilo dental por lo menos dos veces al día es muy importante para mantener la salud bucal y también del resto del cuerpo.